Piedra Parada, monumento natural en Chubut

En plena estepa patagónica y en medio del valle del Río Chubut se alza una imponente piedra de origen volcánico de 210 metros de altura. El lugar fue la caldera de un antiguo volcán, cuya chimenea se solidificó y dio origen a geoformas muy peculiares.

Las antiguas paredes con huellas del material incandescente también atesoran pinturas rupestres que dejaron las poblaciones antiguas de la zona. Es posible acceder a ella desde la ruta y con medios propios, pero si se quiere conocer cada detalle y los secretos de la región, conviene contratar una excursión guiada.

Al cruzar el río Chubut, a pocos metros de la piedra, se ingresa a un cañadón de tres kilómetros de largo, flanqueado por paredones de 150 metros de altura, que van disminuyendo gradualmente a medida que uno avanza hacia el interior del área. Esas paredes contienen rutas de escalada, cuevas y son el hábitat de aves, reptiles y roedores locales como el chinchillón.

Se puede disfrutar de esta excursión durante todo el año, aunque siempre sujeta a las condiciones climáticas. Además se puede combinar sumando una excursión al Alerzal Milenario. La excursión dura entre cuatro y seis horas, el recorrido a pie es de una hora y media aproximadamente y la dificultad es moderada. En cualquier época es necesario llevar ropa adecuada para enfrentar diversas condiciones climáticas.

Comparti esta nota!